Nacional, Thursday 14 de June de 2018

El Tribunal Oral Criminal (TOC) N° 22 comenzará el jueves el juicio oral y público contra el veterinario cordobés Mariano Alejandro Bonetto, acusado de haber apuñalado y asesinado a las jóvenes Nuria Belén Couto y Natalia Grebenshchikova

El Tribunal Oral Criminal (TOC) N° 22 comenzará el jueves el juicio oral y público contra el veterinario cordobés Mariano Alejandro Bonetto, acusado de haber apuñalado y asesinado a las jóvenes Nuria Belén Couto y Natalia Grebenshchikova, en la Plaza Irala del barrio porteño de La Boca el 11 de octubre de 2016.

El hombre está detenido desde ese mismo día en el que fue atrapado por un grupo de personas que estaban en el lugar, cuando apuñaló sin motivo alguno a ambas chicas. Ahora, la Justicia debe decidir si es o no inimputable. Si bien varios médicos, incluido el Cuerpo Médico Forense, lo declararon inimputable, el atacante escribió una carta en la cual alertó: “No fui inducido a ejecutar mi plan de asesinar, lo hice porque era mi voluntad”.

El 11 de octubre de 2016, Nuria Couto, de 18 años, y Natatlia Grebenshikova, de 15, se encontraban junto a un grupo de amigos de la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano en el Parque de la Flora Nativa. Allí fueron atacadas a puñaladas por Bonetto, que luego lastimó a un compañero de las víctimas fatales que salió a perseguirlo.

Finalmente, el atacante intentó clavarse ese mismo cuchillo en la sien, en medio una enorme conmoción desatada frente a los testigos del hecho.  Nuria Couto, una de las víctimas, tenía 18 años. La mayor de las chicas recibió 17 cortes que le afectaron órganos vitales y luchó por su vida durante algunos días en el hospital Argerich hasta que se produjo su fallecimiento el 5 de noviembre de ese años.

 Por su parte Grebenshikova, de nacionalidad rusa, sufrió cuatro heridas de gravedad y agonizó durante más de un mes hasta que se produjo el deceso, el 24 de noviembre. Sobre la responsabilidad del hecho son muchos los testimonios que habrá durante el juicio a cargo del TOC22 y con la acusación de dos querellas y la fiscalía de Marcelo Martínez Burgos, se discutirá si Bonetto estaba en condiciones mentales de comprender su accionar.

Por otra parte, quedó acreditado que dos días antes del hecho, el acusado llamó a sus padres y les comunicó que dejaba de vivir como habitualmente lo hacía y que iba a empezar a hacerlo en la calle alejándose de ellos y sin tener acceso a teléfono o mail.